Letra A

Marketing del aceite de oliva

Desentrañamos cómo el marketing del aceite de oliva en mercados internacionales ayuda a las fincas productoras a maximizar su producción y diversificar sus actividades.
Marketing para aceite de oliva (foto: Finca Treurer)

A lo largo de este artículo, desentrañaremos cómo el marketing de aceite de oliva ayuda a las fincas productoras a maximizar su producción y diversificar sus actividades, y cómo estrategias efectivas de distribución pueden elevar la percepción y alcance del aceite de oliva en el panorama global.

Marketing en el sector oleícola y cambios en la comercialización del aceite de oliva en los últimos 40 años

Desde la década de 1980 hasta la actualidad, el marketing en el sector oleícola ha experimentado transformaciones significativas, impulsadas por avances tecnológicos, globalización y un mayor énfasis en la sostenibilidad y la diferenciación.

Década de 1980: el inicio de la diferenciación del aceite de oliva

En los años 80, el sector primario comenzó a darse cuenta de la necesidad de diferenciarse en un mercado cada vez más globalizado.

Surgieron conceptos como las denominaciones de origen (D.O.), que garantizaban la calidad y el origen geográfico de los productos, permitiendo a los consumidores identificar y apreciar las características únicas del aceite de oliva de ciertas regiones.

Década de 1990: auge de las supermarcas y expansión global del aceite de oliva

La década de 1990 vio el surgimiento de “supermarcas” dentro del sector primario.

Las técnicas de branding se volvieron más sofisticadas y las campañas de marketing del aceite de oliva empezaron a destacar no solo la calidad del producto, sino también su historia, tradición y conexión con la tierra.

Década de 2000: digitalización y comercio electrónico del aceite de oliva

Con la popularización de internet, se iniciaron campañas de email marketing y se desarrollaron plataformas de comercio electrónico específicas para el aceite de oliva, adaptando el sector al mundo digital.

Década de 2010 y más allá: sostenibilidad y marketing experiencial

El énfasis en la sostenibilidad ha llevado a muchas marcas a reevaluar sus prácticas y a comunicar sus esfuerzos en este ámbito a los consumidores.

Además, el marketing experiencial ha emergido con fuerza, con productores ofreciendo tours de sus olivares y degustaciones.

Conocer al cliente en el marketing del aceite de oliva

Conocer al cliente es un pilar fundamental en cualquier estrategia de marketing, y el sector del aceite de oliva no es una excepción. Entender las necesidades, deseos y comportamientos del consumidor es crucial para poder ofrecer un producto que se adapte a sus expectativas y lograr así un posicionamiento óptimo en el mercado.

No todos los consumidores de aceite de oliva son iguales. Algunos buscan aceites para cocinar diariamente, mientras que otros pueden estar interesados en aceites gourmet para degustaciones.

Determinar estos perfiles ayuda a ajustar las campañas de marketing y la propuesta de valor. Es vital preguntarse: ¿Por qué eligen los consumidores un tipo específico de aceite de oliva? ¿Es por su sabor, su origen, su precio o por razones de salud? Conocer estas motivaciones puede guiar la creación de mensajes publicitarios más efectivos.

También es fundamental identificar con qué frecuencia y en qué contextos los consumidores usan el aceite de oliva. Un aceite destinado a ensaladas podría requerir un marketing diferente al de un aceite utilizado para freír.

Además, establecer los canales de comunicación adecuados es esencial para llegar al cliente de manera efectiva. Es necesario preguntarse: ¿Dónde buscan información los consumidores sobre el aceite de oliva? ¿En redes sociales, blogs, revistas o recomendaciones de amigos?

Finalmente, en el ámbito global, es fundamental tener en cuenta los gustos y costumbres de cada país o región. En algunos países mediterráneos, el aceite de oliva es un básico diario, mientras que en otros mercados puede ser visto como un producto gourmet.

Entender estas diferencias y adaptar tanto el producto como el mensaje de marketing es esencial para el éxito en el ámbito internacional.

Marketing digital de agroturismos
Nuestro caso de éxito: Finca Treurer

Treurer deseaba elevar su presencia en el mercado y ofrecer a sus clientes una experiencia auténtica e inmersiva en el mundo del aceite de oliva virgen extra, fusionando tradición con modernidad.

La importancia de definirse y diferenciarse en un mercado confuso

El mundo del aceite de oliva es vasto y, en muchas ocasiones, puede ser percibido como un mercado confuso por los consumidores.

Entre las diversas variedades, los distintos orígenes geográficos y las calidades que van desde el aceite virgen extra hasta el aceite de oliva común, hay un maremágnum de opciones que puede ser abrumador para quienes buscan la elección perfecta.

En este contexto, la capacidad de una marca para definirse claramente y ofrecer un mensaje único es crucial. La definición implica saber quién eres como marca, cuál es tu historia, qué valores representas y qué te hace especial en el mundo del aceite de oliva.

No se trata solo de la calidad del producto, sino también de la historia detrás de él, el proceso de producción, las personas involucradas y el legado que se desea dejar.

Es vital recordar que, en un mercado saturado, los consumidores no solo compran productos; compran historias, valores y experiencias. En el sector del aceite de oliva, donde las diferencias objetivas entre un producto y otro pueden ser mínimas a ojos del consumidor medio, las historias y emociones asociadas a una marca pueden ser el factor decisivo en la decisión de compra.

Elaboración de aceite de oliva - Cosecha (foto: Finca Treurer)
Elaboración de aceite de oliva - Cosecha (foto: Finca Treurer)

El producto en mercados gourmet internacionales

En el escenario global, el aceite de oliva ha conquistado un lugar destacado en los estantes de los mercados gourmet internacionales más exigentes. Aquí, donde los consumidores están dispuestos a pagar precios elevados por productos de alta gama, la calidad del aceite de oliva es innegociable. Estos consumidores, bien informados y con paladares sofisticados, buscan experiencias culinarias que vayan más allá del simple consumo; buscan autenticidad.

En estos ámbitos, la transparencia y la educación son cruciales. Un consumidor formado, como el que suele frecuentar los mercados gourmet, desea entender el proceso detrás de cada botella. Quiere conocer el origen de las aceitunas, las variedades empleadas, las técnicas de cosecha y prensado, e incluso la historia de la finca o región de donde proviene. Esta exigencia eleva el estándar para los productores y obliga a un compromiso inquebrantable con la excelencia.

Las marcas que desean prosperar en mercados gourmet internacionales deben, por lo tanto, priorizar la calidad por encima de todo. Deben verla no solo como un sello de excelencia, sino como una promesa al consumidor de que cada gota de su aceite de oliva es el resultado de una pasión y dedicación inquebrantables.

Galardones internacionales

En el competitivo panorama del aceite de oliva de alta calidad, los galardones internacionales constituyen avales que trasladan la confianza de quien los otorga. Estos premios no son solo un de excelencia; son poderosas herramientas de marketing que pueden abrir puertas a nuevos mercados y consolidar la posición de un producto en el sector gourmet.

Y se reflejan directamente en el incremento de ventas de la marca.

Elaboración de aceite de oliva - Almazara (foto: Finca Treurer)
Elaboración de aceite de oliva - Almazara (foto: Finca Treurer)

Puntos clave en la promoción internacional del aceite de oliva

La promoción del aceite de oliva en el ámbito internacional requiere una estrategia bien definida y orientada al público objetivo de cada mercado. A continuación, se desarrollan los puntos clave mencionados:

  • Presentación y packaging
    • Diseño culturalmente apropiado: Es fundamental que el diseño del envase se adapte al mercado objetivo. Un diseño que puede ser atractivo en Europa podría no serlo tanto en Asia.
    • Información clara: La etiqueta debe incluir información sobre la denominación de origen, beneficios para la salud y fecha de caducidad y cumplir la legislación de los países en los que deseamos estar presentes.
    • Tamaños versátiles: Ofrecer diferentes tamaños de envase puede satisfacer las necesidades de diferentes segmentos de consumidores.
  • Colaboraciones con chefs
    • Embajadores de marca: Los chefs reconocidos pueden actuar como embajadores del aceite, demostrando su uso en platos gourmet y promoviendo sus beneficios. Junto a los galardones, suponen reconocimiento y avales de calidad.
    • Recetas internacionales: Colabora con chefs locales de diferentes países para desarrollar recetas adaptadas a los paladares y tradiciones culinarias de cada región.
    • Videos: Grabaciones de chefs utilizando el aceite en sus preparaciones pueden ser herramientas promocionales poderosas.
  • Educación del consumidor
    • Diferenciación de calidad: No todos los consumidores comprenden la diferencia entre el aceite de oliva virgen extra y otros aceites. La educación sobre este tema es crucial.
    • Beneficios para la salud: El AOVE tiene propiedades saludables únicas que deben ser comunicadas: reducción del colesterol, propiedades antioxidantes, etc.
    • Usos culinarios: Proporcionar ideas y técnicas para usar el aceite en diversas preparaciones culinarias.
  • Presencia digital
    • Redes sociales: Las plataformas como Instagram, Pinterest y Facebook son ideales para mostrar imágenes y videos atractivos del aceite, recetas y colaboraciones con chefs.
    • Blogs: Artículos educativos sobre la historia del aceite de oliva, sus beneficios y consejos para su uso ayudarán a nuestros clientes a resolver sus dudas y pueden posicionar la marca como líder en el segmento.
    • E-commerce: Dado que muchos consumidores compran alimentos en línea, tener una tienda en línea accesible y fácil de usar es esencial.
    • Webinars: Convocar a los chefs para ayudarles a entender el mundo del aceite de oliva virgen extra, sus beneficios y técnicas llamativas de uso es una buena idea para introducirnos en determinados segmentos.
  • Eventos y degustaciones
    • Ferias y exposiciones: Estos eventos son ideales para llegar a distribuidores, retailers y consumidores finales. Es importante contar con un stand atractivo y personal capacitado.
    • Experiencia sensorial: Permitir que los consumidores prueben el aceite es una de las formas más efectivas de promocionar su sabor y calidad.
    • Workshops: Organizar talleres donde los consumidores puedan aprender sobre el aceite y cómo usarlo en la cocina puede fomentar la lealtad a la marca.

Complementación del negocio de aceite de oliva con otras iniciativas

La finca agrícola productora de aceite de oliva puede coexistir con una variedad de negocios complementarios que potencian su valor y proporcionan experiencias enriquecedoras a los visitantes. Estas actividades complementarias no sólo diversifican las fuentes de ingresos sino que también ayudan a posicionar la finca como un destino en sí mismo. Las más frecuentes son:

Agroturismo

Los alojamientos rurales son una excelente manera de mostrar y educar a los huéspedes sobre el proceso de producción del aceite de oliva y la importancia de la agricultura sostenible.

Es fundamental garantizar que las zonas destinadas al agroturismo estén bien separadas de las áreas de producción activa por razones de seguridad y privacidad.

Visitas guiadas

Las visitas guiadas ofrecen una oportunidad educativa para mostrar el proceso de producción del aceite de oliva, desde la cosecha hasta el prensado y embotellado. Pueden incluir degustaciones y ayudar a aumentar las ventas directas de aceite.

La planificación es esencial para evitar interrupciones en las operaciones diarias de la finca. Es necesario tener guías capacitados y rutas establecidas para las visitas.

Eventos gastronómicos

Estos eventos pueden incluir menús preparados con productos locales y maridajes con vinos de la zona. Sirven como una excelente plataforma para destacar la calidad y características del aceite de oliva producido en la finca.

Es necesario contar con las instalaciones adecuadas, como una cocina y áreas de comedor. Además, es fundamental trabajar con chefs y sommeliers que entiendan y respeten el producto.

Venta de productos gastronómicos locales

La venta de otros productos locales, como vinos, quesos, embutidos y conservas, puede complementar la oferta de aceite de oliva y proporcionar una experiencia gastronómica más completa a los visitantes.

Protip! Crea una comunidad entorno a la finca, el producto y la familia

La creación de una comunidad en torno a la finca, el producto y la familia puede ser una estrategia poderosa para fomentar la lealtad y el compromiso de los consumidores, así como para diferenciarse en el mercado.

¿Quieres conocer como llevar a cabo estas iniciativas? Contáctanos.

Otros artículos que podrían interesarte

Últimos artículos publicados

× !Hola¡ Estamos aquí para ayudarte